miércoles, 29 de septiembre de 2010

Comentarios sobre "El Lazarillo de Tormes" II

La palabra pícaro aparece en idioma español entre 1520 y 1548. Surge entre el polvo que levanta en todas las naciones de Europa la infantería de Carlos V. Nadie sabe bien cómo ni dónde se imprimió por primera vez tal palabra, aunque las más autorizadas opiniones aseguran que procede de picardo, habitante de Picardía, región francesa que envió fuertes contingentes a combatir contra los españoles. Ya sea por la rivalidad natural que despierta la lucha, ya porque eran así, el picardo pasó a ser sinónimo de "sucio, roto, viejo". De ahí que el termino haya venido a designar a un personaje del arroyo, sin más moral que la circunstancial. El pícaro no es un criminal ni un ladrón de alta escuela. Pero si es necesario robar para comer, no lo duda dos veces. Conoce máximas y sentencia morales, y las expone con descaro y hasta con excelente humor. Vive de servir y de mentir sin más consecuencias paa su alma que las de demostrar que es creyente y que, como tal, puede cometer algunos pecados veniales con la certeza de que le serám perdonados. En síntesis: el pícaro es un personaje simpático y a veces cínico, y humano siempre. El fue la expresión de importantes sectires de la vida española de los siglos XVI y XVII. Cervantes lo define en tono humorístico en La ilustre fregona en los siguientes términos: "No os llaméis pícaros si no habéis cursado dos cursos en la academia de la pesca del del atún. ¡Allí, allí, que está en su centro el trabajo junto a la poltronería!".
José Blanco Amor
Prólogo_ El Lazarillo de Tormes
Edición Clásicos Troquel

jueves, 23 de septiembre de 2010

Comentarios de "El Lazarillo de Tormes"

"El Lazarillo es una novela social, y cayó como una revolución en un mundo en que la palabra "social" no tenía sentido en literatura. Su aparición dio nacimiento a un género literario, del que empezó a nutrirse copiosamente la novela de todos los países a partir de entonces. Después de este libro, la vida española -en la plenitud del esplendor imperial- entró en el ángulo del análisis crítico. El Lazarillo fue como un estallido de vida popular que se extendió torrentoso por el cuerpo social de una España estructurada sobre la base de tres poderes: la Corona, la nobleza y la Iglesia. Lo demás no existía. Pero el Lazarillo vino a demostrar que lo demás -el pueblo- era la conciencia palpitante en medio de una grandeza que se manifestaba por las conquistas territoriales, las victorias guerreras sobre los turcos, la lucha contra la Reforma, las expediciones al Nuevo Mundo acabado de descubrir y los esfuerzos por instaurar una sociedad con una moral para siempre. El fondo social y realista de la obra era una reacción contra el cansancio de lo heroico y del ambiente de molicie en que vivían, los cortesanos. Era como un llamamiento a la realidad, a la verdad de vivir. "Una de las mayores glorias de España y quizá la más duradera -dice Fonger de Haan- es la de haber hallado en la novela la verdadera forma de la epopeya de la vida humana". Este hallazgo fue hecho por la picaresca ".
Blanco A., José. Introducción al Lazarillo de Tormes. p. 10

domingo, 12 de septiembre de 2010

Evaluación


4 controles de lectura (20 %)
Ejercicios en clase y participación en este blog (10%)
1 ensayo (35%)
1 examen (35%)

Presentación "Dos siglos de oro"



Dos siglos de oro
Francisco Rico tuvo la claridad de ver al momento cumbre de la literatura española como doble: el siglo de oro renacentista y el siglo de oro barroco. Este curso buscará establecer relaciones entre ambos en la búsqueda de algunas características que los unen así como de aquellas que los separan.
Comenzaremos el curso con la lírica renacentista: Garcilaso y Boscán, la herencia de los cancioneros y Juan del Encina y Fernando de Herrera. Seguiremos con el sorprendente nacimiento de la gran picaresca con El Lazarillo de Tormes. Para ello recurriremos también a la tradición de los romances de ciego. Leeremos a su vez dos de la Novelas Ejemplares de Cervantes: "Rinconete y Cortadillo" y "El coloquio de los perros".
La segunda parte del curso corresponde a la lectura y análisis de Don Quijote de la Mancha. Ocupa proporcionalmente la mayor parte.
En la tercera parte del curso nos aproximaremos al teatro áureo con las obras: El perro del hortelano de Lope, El vergonzoso en palacio de Tirso de Molina, El gran teatro del mundo y La vida es sueño de Calderón.
La última semana leeremos, como cierre del curso, sonetos de Quevedo y Góngora, así como algunos poetas barrocos sevillanos.