viernes, 25 de septiembre de 2009

Castillejo y su imitación de Catulo

Dame, Amor, besos sin cuento,
asida de mis cabellos,
y mil y ciento tras ellos
y tras ellos mil y ciento,
y después
de muchos millares, tres;
y porque nadie lo sienta,
desbaratemos la cuenta
y contemos al revés

(Da mi basia mille)

No hay comentarios:

Publicar un comentario