viernes, 18 de noviembre de 2016

LEONELA: más que un testigo


“…porque el amor no tiene otro mejor ministro para ejecutar lo que desea que es la ocasión: de la ocasión se sirve en todos sus hechos, principalmente en los principios. Todo esto sé yo muy bien, más de experiencia que de oídas, y algún día te lo diré, señora; que yo también soy de carne y de sangre moza” (I, cap. 34)


En El Quijote Cervantes desarrolla una gran cantidad de personajes. Unos recurrentes y otros no, algunos con menor o mayor grado de actuación y otros que, aunque los leemos sólo en unas cuantas páginas, son claves de acción dentro de la historia. Dentro de esta última categoría, por llamarlo de alguna manera, encontramos a Leonela.

Si bien Leonela se presenta como un personaje fuera del conflicto amoroso central de El Curioso impertinente, no se puede negar la importancia que tiene en los sucesos de esta narración intercalada. Si nos detenemos en lo que dice el texto, es claro que actúa sobre las tres figuras principales. Consideremos en primer lugar, que ella es la única que sabe de los afectos secretos que se dan entre Camila y Lotario, además de mostrar más conocimientos en cuanto a "amores escondidos" por ser parte de uno, la relación que mantiene con su señora la revela en varias facetas: la confidente, la consejera y la manipuladora pues maneja la situación también para su beneficio. En segundo lugar, ella es la que en cierta forma provoca los celos de Lotario, porque directamente después de ver al amante de Leonela saliendo de la casa de su amigo es que confundiendo todo y lleno de celos planea la venganza contra Camila. Y por último, es por miedo a lo que pueda decir su criada que Camila escapa y Anselmo descubre todo.

Son estas algunas de las razones que me llevan a pensar que más que un adorno, más que una humilde criada, Leonela es un personaje fundamental en el desenlace de esta historia corta. A pesar de que no sabemos qué ocurre con ella ni siquiera al momento de terminar la narración, lo cierto es que tiene la suficiente relevancia en los sucesos como para ser tomada como un mero personaje de relleno.




Sara Mosqueda.

No hay comentarios:

Publicar un comentario