viernes, 14 de enero de 2011

Dulcinea del Toboso. Una amada invisible

Aldonza Lorenzo es el nombre real de uno de los personajes más polémicos a lo largo de la novela de Cervantes: Dulcinea del Toboso. Para Don Quijote es el motor que impulsa sus aventuras, en Sancho un motivo para mentirle a su amo y la culpable de 3300 azotes. Un caballero sin su amada estaría incompleto, no cumpliría con los requisitos de las leyes de caballería por lo que desde el primer momento Don Quijote la introduce en su mundo de fantasías y aventuras.

El hecho curioso sobre este personaje es que el ingenioso caballero jamás ve a su amada, nunca tiene una línea dialogal, sin embargo, su nombre jamás deja de aparecer. Pero, ¿Por qué ocurre esto? Si Dulcinea tuviese voz dentro de la novela se caería todo el mundo ficcional creado por el Quijote una vez que su locura le toma por completo, tal vez quedaría devastado y la historia culminaría antes y de manera bastante diferente. Cervantes necesariamente debe incluir a Dulcinea como parte de su novela debido a que alimenta el juego dual de realidad-ficción propio de la falta de juicio de Alonzo Quijano y contribuye a la parodia constante a las novelas de caballería.

Sheila Medina.

No hay comentarios:

Publicar un comentario