martes, 11 de enero de 2011

Sansón Carrasco: ¿paladín de la racionalidad?

Este personaje me llamó la atención porque siento que encarna el afán de racionalizar todas aquéllas cosas que provienen de la imaginación. Sansón es un joven culto y educado al que le causa extrema gracia las locuras de Don Quijote, pero de cierta manera también le disgusta que la imaginación del hidalgo sea capaz o tenga el poder de hacer que un hombre persiga un ideal y que éste se fundamente en la fantasía. Es por eso que decide hacer que Don Quijote entre en razón, pero primero quiere burlarse de él, haciéndole saber que lo racional siempre se impondrá sobre lo irracional.

En el primer ardid, como Caballero del Bosque se encontró con la sorpresa de que a veces lo absurdo tiene su función en nuestras vidas, ya que por un incidente precisamente absurdo, Don Quijote sale victorioso del duelo y Sansón termina magullado y humillado, por lo cual decide que ahora su defensa de la razón es cuestión personal y de honor. Por ello en la aventura final, donde racionalmente se asegura de que ninguna contingencia impida su victoria, le exige a Don Quijote que de ser derrotado, deberá volver a ser un ser racional y deberá abandonar su mundo ideal creado por su imaginación.

Por la vehemencia conque Sansón Carrasco se propone que Don Quijote vuelva a la cordura, se me ocurre que así como Don Quijote es el paladín del ideal, del sin sentido y de la irracionalidad. Sansón es el paladín de la Razón como facultad del entendimiento.

Oliver Arévalo

No hay comentarios:

Publicar un comentario