viernes, 14 de enero de 2011

Pandafilando de la Fosca Vista: el gigante del vino tinto

Pandafilando de la Fosca Vista es el personaje elaborado por la creativa mente de la princesa Micomicona (o Dorotea). Este es el personaje que da vida, en sentido de la aventura, a la historia de Dorotea, y es descrito por ésta como un gigante descomunal que “siempre mira al revés como si fuese bizco”. Es el primer personaje que se inventa para poder acceder al mundo ideal de don Quijote (después vendrán personajes como el caballero de los Espejos y La Trifaldi). Pandafilando es el culpable de las cuitas de la princesa Micomicona y, además, el anzuelo para llevar a don Quijote hacia una nueva “aventura”.

Muy poco se habla de este personaje y, sin embargo, es bastante lo que produce. Por un lado, es tan ficticio como Dulcinea del Toboso, y por el otro, es el responsable de la pérdida de los cueros de vino tinto de la venta, y de la interrupción de la fuera de lugar historia del Curioso Impertinente.

Pandafilando de la Fosca Vista es, para mí, el personaje más hilarante después de don Quijote y, por supuesto, de Sancho Panza. Desde la estructura de su nombre hasta lo que provoca en los personajes es digno de la risa del lector. Y para terminar, Pandafilando es la prueba de que “si no puedes con el enemigo, únetele” realmente funciona.

No hay comentarios:

Publicar un comentario