viernes, 1 de agosto de 2014

El amo por encima del hambre



"Púseme a un cabo del portal y saqué unos pedazos de pan del seno, que me habían quedado de los de por Dios. Él, que vio esto, díjome:
—Ven acá, mozo. ¿Qué comes?
Yo lleguéme a él y mostréle el pan. Tomóme él un pedazo, de tres que eran, el mejor y más grande, y díjome:
—Por mi vida, que paresce éste buen pan.
—¡Y cómo agora —dije yo—, señor, es bueno!
—Sí, a fe —dijo él—. ¿Adónde lo hubiste? ¿Si es amasado de manos limpias?
—No sé yo eso —le dije—; mas a mí no me pone asco el sabor dello."

TRATADO TERCERO

http://www.donquijote.org/spanishlanguage/literature/library/lazarillo/17.asp


Escogí este fragmento ya que retrata de manera explicita uno de los rasgos más representativos de la época del lazarillo y que, al mismo tiempo, se distancia diametralmente de la nuestra. Vivimos en una sociedad donde la amabilidad y la honestidad se han perdido, tanto así que, cualquier acto referente a estos valores es motivo de celebración. El solo hecho de colocar al amo por encima del hambre y dejarle tomar el pedazo mas grande del pan, es algo que no se ve en estos días donde (al menos en nuestro país) el hambre está por encima de los modales y la educación.

Jonathan Osorio

No hay comentarios:

Publicar un comentario